La capacidad es aún menor cuando también deben prestar atención a otros estímulos

Los pacientes con Alzheimer tienen dificultad para interpretar emociones faciales

Publicado el por Somos Pacientes

Los pacientes con enfermedad de Alzheimer sufren un deterioro de la capacidad de identificar o interpretar las emociones faciales. Además, la capacidad es significativa y desproporcionadamente menor en las situaciones en las que la atención al interlocutor debe combinarse con alguna otra tarea visoespacial. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Psicología Básica II de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), del Hospital Universitario La Paz de Madrid y de la Universidad de Wurzburgo (Alemania) que será publicado próximamente en la revista American Journal of Alzheimer’s Disease & Other Dementias.

En palabras de la doctora Beatriz García-Rodríguez, investigadora de la UNED y co-autora del estudio, “para los pacientes con Alzheimer, comprender el contenido emocional de una cara es difícil y, si se compagina con alguna otra tarea, tal y como ocurre en la vida diaria, resulta aún más complicado”.

Capacidad disminuida

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron las respuestas de 15 pacientes con enfermedad de Alzheimer y edades comprendidas entre los 65 y los 85 años a la hora de identificar las emociones faciales de sus interlocutores, tanto de forma aislada como en combinación con otra actividad visoespacial y semántica.

Además, las respuestas de los participantes fueron comparadas con las ofrecidas por 35 sujetos control –es decir, no diagnosticados de la enfermedad– con edades similares.

Los resultados constataron que la identificación de las emociones faciales se encontraba deteriorada en los pacientes con Alzheimer. Además, la capacidad disminuía notablemente cuando la acción se combinaba con otra tarea visoespacial –requerimiento de centrar la mirada en un segundo punto además de en la cara del interlocutor –. En los casos en los que la actividad combinada era semántica –conversación con el participante–, la disminución de la capacidad era menos acusada.

Por todo ello, concluyen los autores, “los resultados sugieren que los pacientes con Alzheimer tienen más dificultades para procesar la información relativa a estados afectivos cuando existen otros estímulos ambientales, lo que provoca dificultades en la comunicación interpersonal”.

– A día de hoy, 224 asociaciones de pacientes dedicadas a la enfermedad de Alzheimer son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?