La hipoxia nocturna incrementa 2,5 veces el riesgo en varones menores de 65 años

Los pacientes con apnea del sueño tienen mayor riesgo de padecer cáncer

Publicado el por Somos Pacientes

La falta de oxígeno –hipoxia– durante la noche que pueden padecer los pacientes con apnea del sueño se asocia con un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Área del Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y publicado en la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

En palabras del doctor Francisco Campos Rodríguez, investigador del estudio, “hasta ahora conocíamos la implicación de la apnea como factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares; sin embargo, su relación con otras patologías como el cáncer, especialmente los efectos que la falta de oxigeno y la hipoxia intermitente pueden tener en la formación y progresión de tumores, había sido poco estudiada“.

Y los resultados, como ya habían mostrado las investigaciones llevadas a cabo con animales –ratones–, “sugieren que la hipoxia intermitente asociada a los episodios de apnea podría constituir el enlace entre apnea del sueño y cáncer”, apuntan los autores.

Varones menores de 65 años

Para llevar a cabo el estudio, realizado en siete hospitales españoles, los investigadores evaluaron a 4.910 pacientes con sospecha de apnea obstructiva del sueño. Y de estos, 261 –el 5,3% del total– desarrollaron cáncer durante el período de seguimiento, llevado a cabo entre los años 2003 y 2007.

Los resultados mostraron cómo la hipoxia nocturna se presenta como el marcador de gravedad de la apnea del sueño que guarda una mayor relación con el riesgo de cáncer. Y es que los pacientes cuya saturación de oxígeno era inferior al 90% durante más de un 12% de sus períodos de sueño tenían un riesgo prácticamente 2,5 veces superior de desarrollar un tumor que aquellos que no sufrían hipoxia nocturna. Una relación que, sin embargo, solo se observó en los varones menores de 65 años.

Sea como fuere, “la confirmación de que la apnea obstructiva del sueño predispone al desarrollo de tumores puede tener un gran impacto en las políticas de salud preventivas del cáncer; no en vano, un diagnóstico temprano y un tratamiento correcto del síndrome de apnea-hipoapnea del sueño (SAHS) podría prevenir el desarrollo de cáncer”, concluye el Dr. Campos Rodríguez.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine’?