El 21,3% considera que la información que reciben sobre la reconstrucción es ‘escasa’

Solo el 30% de las mujeres mastectomizadas se somete a una reconstrucción mamaria

Publicado el por Somos Pacientes

Sólo el 30% de las mujeres con cáncer de mama a las que se practica una mastectomía opta por someterse a una reconstrucción mamaria, ya sea simultánea o diferida. El dato se desprende del estudio ‘La calidad del tratamiento integral a las mujeres afectadas por cáncer de mama’ realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en el que se muestra que hasta un 21,3% de las mujeres que han de someterse a una mastectomía recibe una información insuficiente sobre la posibilidad de llevar a cabo una reconstrucción, ya sea parcial o total, de la mama.

En palabras de Antonia Campaña, paciente afectada por cáncer de mama: “A día de hoy, todavía muchas mujeres desconocen la posibilidad de reconstruir su pecho tras haber pasado por una mastectomía. Desde mi experiencia como paciente que tomó la decisión de reconstruir su pecho, animo a todas aquellas pacientes en cuyos casos esté indicado, a que lo hagan. Los beneficios que aportan son múltiples. Yo puedo afirmar que me devolvió la vida”.

Falta de información

Los resultados del estudio, presentados en el día de ayer, 17 de octubre, coincidiendo con la celebración del Día de la Concienciación de la Reconstrucción de Pecho, también muestran que la información suele ser comunicada por un cirujano general o un ginecólogo. Y, en menor medida, por un oncólogo. Solo en el 35,9% de los casos informó un cirujano plástico, pues como explica el Dr. Jaume Massiá, presidente de la SECPRE, “desafortunadamente, no todas las Unidades de Mama cuentan con un cirujano plástico plenamente integrado”.

En cuanto al tipo de información recibida, la amplia mayoría de las 800 participantes entrevistadas no recibió material escrito ni gráfico con el aspecto o apariencia de una mama reconstruida. Así, y mientras únicamente un 29,9% recibió información escrita, el porcentaje de pacientes a las que se mostraron fotografías sobre la futura apariencia del órgano reconstruido fue de tan solo un 22,4%.

Asimismo, la probabilidad de optar por una reconstrucción es mayor en las pacientes sometidas a una mastectomía en un hospital privado (40,1%) que en uno público (27,5%). Una diferencia que podría explicarse por la información recibida sobre el procedimiento. No en vano, el porcentaje de pacientes que afirma que la información recibida fue insuficiente es mayor entre las tratadas en un centro público (21,6% frente a 17%). Y de la misma manera, cuanto más joven es la paciente, mayor es la probabilidad de reconstrucción.

Mayor calidad de vida

Finalmente, el estudio también denota que la reconstrucción mamaria, además de favorecer la curación, disminuye la incidencia de trastornos psicológicos asociados a la mastectomía. Concretamente, hasta el 86% de las pacientes reconoce haber logrado altos niveles de calidad de vida –incluida la sexual– tras la reconstrucción, por lo que recomiendan a otras mujeres a someterse a la intervención.

La reconstrucción mamaria, como recuerda el Dr. Massiá, “constituye hoy en día una parte esencial del tratamiento de rehabilitación del cáncer de mama”, el tumor más prevalente entre las mujeres de nuestro país –afecta a 1 de cada 12 españolas.

Recuerda que este viernes, 19 de octubre, se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama. Somos Pacientes está realizando un seguimiento especial durante la semana de toda la actividad de asociaciones e instituciones en torno a esta conmemoración. Puedes seguir toda nuestra información en la página de Somos Pacientes dedicada a la enfermedad.

– A día de hoy, 18 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer de mama son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?