Debido al aumento de la concentración de alérgenos de polen en el aire urbano

Un estudio alerta del aumento de las enfermedades respiratorias en las ciudades europeas

Publicado el por Somos Pacientes

Polen

La incidencia de las enfermedades respiratorias está aumentando de manera significativa en las ciudades europeas. La razón, como muestra un estudio publicado en la revista PLos ONE, el peligroso incremento de alérgenos de polen detectado en el aire urbano. Tal es así que los autores de la investigación han alertado a la Comisión Europea para que tome medidas para afrontar la situación.

Como explica la Dra. Carmen Galán, del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3) y co-autora del estudio, “el aire de las ciudades contiene cada vez más alérgenos que generan problemas de salud y urge tomar medidas”.

Urbano, que no rural

El estudio ha analizado la presencia de alérgenos de diferentes granos de polen en el aire de 97 localidades de 13 países europeos durante 28 años. Y la primera conclusión es que, en comparación con lo ocurrido en las zonas rurales y semirrurales, la presencia de alérgenos ha aumentado significativamente en las ciudades.

Así, y según apuntan los investigadores, este incremento se encuentra directamente relacionado con el aumento de la incidencia de enfermedades respiratorias y rinitis alérgicas ya detectado por distintos estudios epidemiológicos. Un aumento de la incidencia que hasta ahora sólo se atribuía a la contaminación ambiental y al cambio en los estilos de vida.

La UE debe actuar

El motivo de ese aumento de alérgenos es lo que los científicos de la Red han urgido a estudiar a la Comisión Europea. De momento, en su informe ya señalan tres posibles causas: el aumento de las temperaturas, responsable de una modificación en el periodo de polinización de las plantas; la introducción de especies foráneas en el paisajismo urbano y la eliminación de cultivos autóctonos en las zonas cercanas a las ciudades; y el aumento del dióxido de carbono (CO2), que además de influir en un posible aumento en la intensidad de la floración de la planta, puede provocar una mayor liberación de alérgenos del grano de polen como defensa hacia un agente extraño, entre otros.

Para la Red Europea, en la que participan 28 redes nacionales, entre ellas la Red Española de Aerobiología, con sede en la Universidad de Córdoba, “confirmar esas causas y emprender políticas activas para reducir la presencia de alérgenos en el aire debe ser prioritario para la Unión Europea si se quieren prevenir problemas graves de salud pública“.

– ¿Quieres leer (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘PLos ONE’?