Un trabajo previo ya mostraba que retrasa en 4,5 años el desarrollo de Alzheimer

Un estudio muestra que el bilingüismo ralentiza el deterioro cognitivo

Publicado el por Somos Pacientes

El bilingüismo, esto es, la capacidad para hablar un segundo idioma, ralentiza el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento y, por ende, el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) y publicado en la revista Annals of Neurology.

En palabras del doctor Thomas Bak, director de la investigación,”“nuestros hallazgos tienen una considerable relevancia práctica. Millones de personas en todo el mundo aprenden un segundo idioma en edades avanzadas, y nuestro estudio muestra que el bilingüismo, también cuando se adquiere en la edad adulta, puede tener beneficios en el envejecimiento del cerebro“.Prevención de la demencia

La capacidad de hablar un segundo idioma, como ya mostrara un estudio previo publicado año en la revista ‘Neurology’, retrasa una media de 4,5 años el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Sin embargo, los resultados no pudieron discernir si el efecto sobre el deterioro cognitivo se debían al propio bilingüismo o, quizás, a una mejor capacidad cognitiva basal –ya desde la niñez– de las personas con mayor predisposición para ser bilingües.

Para responder a esta pregunta, el nuevo estudio contó con la participación de personas bilingües que aprendieron el segundo idioma no solo durante la etapa infantil, sino también en la edad adulta. Como destaca el doctor Bak, “nuestro trabajo es el primero en analizar el efecto del bilingüismo en las edades avanzadas de la vida controlando la inteligencia infantil”.

Mejor capacidad cognitiva

Concretamente, el estudio contó con la participación de 835 personas incluidas en el estudio de la Cohorte de Nacimiento de la región escocesa de Lothian de 1936. Todos los participantes habían sido sometidos a una prueba de inteligencia durante su infancia –en el año 1947–, prueba que repitieron entre los años 2008 y 2010 –cuando ya habían superado la edad de 70 años.

Hasta 262 participantes afirmaron hablar un segundo idioma –además del inglés–, de los cuales 195 lo habían aprendido antes de cumplir los 18 años y 65 ya en la edad adulta.

Los resultados mostraron que las personas bilingües lograban mejores puntuaciones en las pruebas de inteligencia y cognición. Y como concluye el doctor Bak, “los resultados fueron significativos, y las mejoras en la atención, concentración y fluidez no pueden ser explicadas por la inteligencia basal”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Annals of Neurology’?

– A día de hoy, 224 asociaciones de pacientes dedicadas a la enfermedad de Alzheimer son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?