Estudio de la FEPNC

Desigualdades en la concesión de la discapacidad a menores con cáncer

Publicado el por Somos Pacientes

El tiempo que los niños y adolescentes con cáncer tienen que esperar en España para la obtención de su certificado de discapacidad varía entre uno y más de cinco meses dependiendo de la comunidad autónoma en la que residan. Así lo muestran los resultados del ‘Estudio de Discapacidad de Niños y Adolescentes con Cáncer en España’, realizado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC), miembro de Somos Pacientes, con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad.

Como informa la FEPNC, “el reconocimiento de la discapacidad está regulado por normas de ámbito estatal, pero su concesión depende de las CC AA y, en una misma CC AA y en ocasiones, de los Centros de valoración, entre los que varían fundamentalmente los tiempos de solicitud con respecto a la fecha de diagnóstico y de resolución”.

Entre uno y cinco meses

El ‘Estudio de Discapacidad de Niños y Adolescentes con Cáncer en España’, enmarcado en el Proyecto DISCAIN puesto en marcha por la FEPNC en 2013 para recoger datos sobre la magnitud y las características de los problemas relacionados con las secuelas y la concesión de discapacidad en los menores con cáncer, ha contado con la participación de 14 asociaciones de pacientes y, como explica la Federación, “pretende ofrecer información fiable sobre discapacidad e identificar debilidades en la atención de los niños y adolescentes con cáncer a nivel nacional”.

Concretamente, el estudio ha analizado 1.288 nuevos casos de menores con cáncer –con edades comprendidas entre 0 y 18 años– diagnosticados entre los años 2014 y 2017 en 15 CC AA. Y de acuerdo con los resultados, solo un 26,9% de los padres y madres con niños y adolescentes enfermos de cáncer llegan a solicitar que se evalúe la discapacidad de sus hijos.

Como indica la FEPNC, “desde nuestra Federación animamos a los padres y madres en estas circunstancias a solicitar el título de discapacidad para sus hijos, ya que podría traerles grandes beneficios. Hay grandes deducciones a nivel fiscal, que pueden ayudar a paliar los enormes costes derivados del tratamiento. También beneficios en educación, pues los adolescentes podrán acceder a una carrera universitaria de forma más fácil. Y también existe la posibilidad de obtener tarjetas de aparcamiento especiales, que son claves pues los padres tienen que usar siempre el coche para llevar a sus hijos a rehabilitación. Unas ventajas que, además, ayudarían a normalizar el estigma de la discapacidad”.

Asimismo, los resultados muestran que hasta un 92,8% de las solicitudes se terminan aceptando. Sin embargo, tanto el tiempo de espera como la concesión del grado de discapacidad varía en función de la región en que se solicite. La mayoría de las CC AA supera la media de concesiones excepto tres: La Rioja (66,7%), País Vasco (50%) y Navarra (33,3%), mientras que en lo que a tiempo de espera respecta, Andalucía y Comunidad Valenciana son las más rápidas, con el 80% de resoluciones en un plazo de un mes. En el otro extremo se sitúan Murcia y la Comunidad Foral de Navarra, con más de cuatro meses de espera.

Como concluye la FEPNC, “los derechos de los niños y adolescentes con cáncer y sus familias varían dependiendo de su lugar de residencia”.

– A día de hoy, 22 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer infantil son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?