18 de junio, Día Mundial del Cáncer Renal

El ejercicio físico reduce en un 22% el riesgo de cáncer de riñón

Publicado el por Somos Pacientes

Con el lema ‘Necesitamos hablar sobre el ejercicio físico’, este jueves, 18 de junio, se celebra el Día Mundial del Cáncer Renal, una efeméride impulsada por la Coalición Internacional del Cáncer de Riñón (IKCC) con el objetivo de sensibilizar sobre este tipo de tumor del que solo en 2020, y de acuerdo con los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se diagnosticarán 7.300 nuevos casos en nuestro país.

Como explica la IKCC, “la actividad física puede reducir en más de un 22% el riesgo de desarrollar cáncer renal. Además, el ejercicio físico ayuda a mejorar la eficacia de los tratamientos, reduce la fatiga, alivia los problemas psicológicos y mejora la calidad de vida de los pacientes con el tumor”.

El cáncer de riñón, responsable en 2018 del fallecimiento de 2.131 personas en nuestro país, representa cerca del 3% de todos los tumores, siendo su frecuencia hasta dos veces superior en los varones que en las mujeres. Una enfermedad cuya edad media de presentación se establece en los 60 años y cuya supervivencia asociada se ha llegado a quintuplicar en los últimos 15 años gracias a los avances en la investigación.

En este contexto, numerosos estudios han constatado los beneficios del ejercicio físico tanto en la prevención del cáncer como en la optimización de la calidad de vida de los pacientes. De hecho, la actividad física moderada puede mejorar en hasta un 15% los resultados clínicos asociados a los tratamientos.

Sin embargo, como indica la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Federación Nacional ALCER), miembro de Somos Pacientes, “tres de cada cuatro pacientes con cáncer de riñón actualmente no realizan suficiente ejercicio físico. De ahí el tema propuesto para el Día Mundial del Cáncer de Riñón de este año. Necesitamos hablar sobre el ejercicio físico para ayudar a crear conciencia de cómo incluso pequeñas cantidades de actividad física suave pueden ayudar a prevenir el cáncer de riñón y transformar la vida de los pacientes con cáncer renal en todo el mundo”.

No en vano, la actividad física protege contra la incidencia de cáncer renal gracias a diferentes mecanismos como la mejora del sistema inmune, la disminución de la inflamación crónica, la regulación los valores de tensión arterial, la mejora de la resistencia a la insulina y la prevención de la obesidad.

Por todo ello, la Federación Nacional ALCER ha puesto en marcha en redes sociales la campaña #yotambienmecuido, iniciativa con consejos y vídeos de ejercicios para el cuidado de la salud de la población y, muy especialmente, de los pacientes con cáncer renal.

Para más información sobre la campaña clica aquí.

– A día de hoy, 84 asociaciones de pacientes dedicadas al cáncer ya son miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?