Las cifras de intervenciones y donaciones descienden ligeramente con respecto a 2011

España mantiene el liderazgo mundial en trasplantes con 4.211 intervenciones en 2012

Publicado el por Somos Pacientes

España mantuvo en 2012 el liderazgo mundial en materia de trasplantes con un total de 1.643 donaciones de órganos (34,8 donantes por millón de habitantes), lo que posibilitó la realización de 4.211 intervenciones. Así lo muestran los datos presentados por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), que confirman el liderazgo de nuestro país por vigesimoprimer año consecutivo –período en el que se han realizado 86.180 trasplantes.

Concretamente, el pasado año se alcanzaron récords históricos en trasplante renal (2.551) y pulmonar (238). También crecieron los trasplantes de corazón (247), mientras que disminuyeron los hepáticos (1.084), de páncreas (83) e intestino (8).

Además, en 2012 también se registró un nuevo récord de actividad trasplantadora en 24 horas: el 2 de julio se realizaron un total de 36 trasplantes gracias a 18 donantes, cuatro de ellos vivos.Crisis económica

En este contexto, sin embargo, debe tenerse en cuenta, como apunta el doctor Rafael Matesanz, director de la ONT, “que se ha producido una estabilización dentro de los resultados récord que conseguimos el año pasado”. Y es que en 2011 las cifras tanto de trasplantes como de donantes fueron, aun ligeramente, superiores: 4.218 intervenciones y 1.667 donaciones.

En palabras de Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, “las cifras son muy parecidas a las de 2011, que fue un año récord en donación y trasplante en toda la historia de la ONT: ha descendido ligeramente la tasa de donación procedente de personas fallecidas, que se sitúa en torno a 35 donantes por millón de población, pero aun así se han realizado prácticamente el mismo número de trasplantes, gracias al importante aumento de la donación en asistolia y de la donación de vivo“.

Y es que la actual coyuntura económica dificulta enormemente el crecimiento, e incluso el mantenimiento, de los resultados alcanzados en los años anteriores. Aún así, Matesanz se muestra “moderadamente optimista” dado que “el trasplante en nuestro país parece aguantar relativamente bien la crisis“. No ha sucedido así en otros países, caso de Grecia o Portugal.

Donantes cada vez más longevos

El número de donantes fallecidos en muerte cerebral ha descendido paulatinamente en los últimos años como consecuencia de la mayor seguridad vial y de las mejoras en el abordaje de los accidentes cerebrovasculares. Una tendencia común en todos los países del mundo que en España se ha compensado con la donación de asistolia o por parada cardiaca, que el pasado año registró un aumento del 40% para un total de 161 donantes –117 en 2011– y supone “la principal vía de expansión entre la donación procedente de personas fallecidas”, indica Pilar Farjas.

Asimismo, también debe destacarse cómo las donaciones reflejan el envejecimiento de nuestra población, pues las personas mayores de 60 años constituyen el mayor grupo de donantes. Todo ello a pesar de los límites de edad para la donación de órganos: 89 años para riñón e hígado, 79 para corazón, 71 para pulmón y 54 para páncreas.

Finalmente, y por lo que respecta a las comunidades autónomas, debe destacarse las tasas de donación de Cantabria, Asturias, País Vasco y La Rioja, todas por encima de los 40 donantes por millón de habitantes. Y, sobre todo, de Castilla y León, que lidera por primera vez el ranking autonómico con 51,1 donantes por millón de población.