Su falta de abordaje puede derivar en el desarrollo de enfermedades mentales y CV

La SES denuncia retrasos de un año en el diagnóstico de los trastornos del sueño

Publicado el por Somos Pacientes

En torno al 30% de la población de nuestro país padece algún trastorno del sueño, término en el que se agrupan un conjunto de entidades que, en función de su gravedad, pueden derivar en enfermedades mentales o, incluso, en complicaciones cardiovasculares de gran relevancia. Por esta razón, y ante el notable retraso, de hasta un año, que se está produciendo en el diagnóstico y tratamiento de estos trastornos, la Sociedad Española del Sueño (SES) ha denunciado la ausencia de un plan estratégico para abordar estas patologías.

En palabras del Dr. Joaquín Terán, vicepresidente de la SES, “para los especialistas en trastornos del sueño resulta altamente preocupante la gran demora asistencial para el diagnóstico y el tratamiento de estas situaciones; y es que la ausencia de un plan de actuación global hace que no exista la posibilidad de reducir y normalizar las abultadas listas de espera de más de un año en muchos de los centros sanitarios”.

Prevención de complicaciones

Más allá de ofrecer un descanso físico y mental, el sueño es un estado de reposo del organismo que permite el desarrollo de procesos metabólicos fundamentales para garantizar la capacidad de concentración, memoria y autocontrol de las personas durante la fase de vigilia.

De hecho, numerosos estudios científicos han constatado que la falta de tratamiento de los trastornos del sueño conlleva a un desarrollo de los trastornos mentales y a un incremento del riesgo de distintas enfermedades cardiovasculares, caso de la cardiopatía isquémica o de los accidentes cerebrovasculares –ictus.

Es más; en el caso específico de la población pediátrica, el diagnóstico precoz de las alteraciones del sueño resulta fundamental para prevenir enfermedades y disfunciones ciertamente relevantes, caso del inadecuado desarrollo neuropsicológico, las alteraciones como el déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o el incremento del riesgo de obesidad.

Abordaje deficiente

Para revertir esta situación, y entre otras iniciativas, la SES ha elaborado un documento en el que se establecen los estándares de calidad para las Unidades de Sueño y un mapa de recursos de Unidades de Sueño en España. Y de la misma manera, ha reclamado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad una mayor atención sociosanitaria que permita establecer un plan de choque para acelerar el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño.

Como explica el Dr. Terán, “mientras la Unión Europea se plantea el desarrollo de directivas comunitarias para garantizar la aptitud de los conductores con enfermedades como la apnea del sueño en la conducción de vehículos, el acceso a su diagnóstico y tratamiento resulta altamente dificultoso en la práctica clínica de nuestro país”. Una situación que, entre otras consecuencias, “impide que miles de pacientes accedan a una terapia adecuada”, concluye el especialista.