La padece el 8% de los deportistas, probablemente por su entrenamiento intensivo

El asma es la enfermedad crónica más prevalente entre los atletas olímpicos

Publicado el por Somos Pacientes

El asma y la hiperreactividad de las vías respiratorias son las enfermedades crónicas con mayor prevalencia entre los atletas olímpicos. Según los resultados de un estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, hasta un 8% de los atletas que participan en los Juegos Olímpicos padece una de estas dos enfermedades, muy probablemente como consecuencia de su entrenamiento intensivo.

Como apunta el Dr. Kenneth D. Fitch, de la Universidad de Australia Occidental e investigador principal del estudio, “inspirar aire contaminado o frío se considera un importante factor que explicaría el desarrollo de asma e hiperreactividad en algunos deportes, que no en todos”.

En verano y en invierno

Para realizar el estudio, los investigadores identificaron a los atletas con asma que, en su participación en alguna de los cinco últimos Juegos Olímpicos, utilizaron agonistas beta-2 por vía inhalada, fármacos frecuentemente empleados por los atletas de élite para el tratamiento del asma. A este respecto, recuerdan los autores, debe tenerse en cuenta que, como consecuencia del incremento de deportistas olímpicos que notificaron el uso de estos fármacos entre 1996 y 2000, el Comité Olímpico Internacional (COI) exige desde 2001 a los atletas que demuestren que padecen asma o hiperreactividad de las vías respiratorias para justificar su utilización.

Por lo que respecta a los Juegos Olímpicos de verano, los resultados mostraron que la prevalencia de asma es mucho mayor entre los atletas que practican deportes de resistencia. Por su parte, en los Juegos de invierno, inspirar aire frío contribuye a la lesión de las vías respiratorias, al igual que ocurre en el interior de las pistas de patinaje, dado que las partículas en suspensión de las máquinas de repavimentación de hielo pueden provocar lesiones.

En este contexto, y si bien los resultados muestran que, por lo general, los atletas con asma han superado constantemente a sus rivales no asmáticos, “no hay evidencia científica de que los tratamientos suministrados mejoren el rendimiento“, destacan los autores, que concluyen que “los aspectos genéticos podrían ser un factor clave para que los atletas sufran daños en sus vías respiratorias”, aunque está hipótesis aún está pendiente de corroborar.

– ¿Quieres leer (en inglés) el estudio publicado en ‘British Journal of Sports Medicine’?

– A día de hoy, 5 asociaciones de pacientes dedicadas al asma ya son miembros de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?