El riesgo es aún un 29% mayor cuando se deja el tabaco en la edad universitaria

Fumar ya desde la adolescencia duplica el riesgo de muerte prematura

Publicado el por Somos Pacientes

Las personas que se inician en el hábito tabáquico durante la adolescencia tienen un mayor riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular al cabo de varias décadas. Así lo muestran los datos de un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology (JACC), en el que asimismo se observa que el abandono del tabaquismo por esta población durante la mediana edad disminuye, pero no anula, dicho riesgo.

Más concretamente, los adolescentes que fuman activamente tienen hasta el doble de riesgo de morir por una cardiopatía que los que nunca han fumado. Y en el caso de aquellos que dejan el hábito cuando alcanzan la edad universitaria, el riesgo frente a los que nunca han fumado es de ‘solo’ un 29%.

En palabras del Dr. David Batty, del Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) y co-autor de la investigación, “el riesgo es acumulativo: si fumas durante toda tu vida, tienes un riesgo mayor que si lo dejas cuando alcanzas la edad universitaria; así, el mensaje positivo es que nunca es demasiado tarde para dejarlo“.

Cardiopatías y cáncer

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron a más de 28.000 varones que habían cursado estudios universitarios, de las que cerca de 10.000 reconocieron haber empezado a fumar en la adolescencia. Entre el inicio del estudio y la conclusión del seguimiento –un periodo total de 53 años– falleció cerca de la mitad de los participantes.

Los resultados muestran que aquellos que ya fumaban al llegar a la universidad y que no lo dejaron tenían el doble de riesgo de morir prematuramente, principalmente por enfermedades cardiovasculares o tumores relacionados con el tabaco.

Por su parte, aquellos fumadores que dejaron el tabaco en sus años universitarios vieron notablemente reducido el riesgo de muerte prematura, que aun así era un 29% superior que el de la población que nunca había fumado.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista JACC?