Reclaman a Sanidad su suspensión para no ejercer una mayor presión sobre los pacientes

Los pacientes crónicos se unen contra el copago hospitalario

Publicado el por Somos Pacientes

Las principales asociaciones de pacientes de ámbito nacional, que en total suman más de 10 millones de pacientes crónicos, han emitido un comunicado conjunto para mostrar al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad su rechazo frontal al copago de los medicamentos que se expiden en las farmacias hospitalarias para uso ambulatorio por los pacientes –los denominados fármacos de ‘diagnóstico hospitalario’–, por lo que exigen la retirada de esta medida que debe ser aplicada por las comunidades autónomas desde este mes de enero.

Como recoge el comunicado conjunto, “los pacientes españoles están actualmente cargando con demasiados copagos y recortes en gastos como: farmacia comunitaria, transporte adaptado y ambulancias, ayudas técnicas –entre otras, sillas de ruedas, bastones y muletas, andadores y cojines adaptados–, adaptaciones en barreras arquitectónicas domiciliarias y atención sociosanitaria especializada, que se ha reducido en gran medida en los servicios de rehabilitación ofrecidos por las asociaciones de pacientes”.

Una situación a la que se aúna, como recuerda el movimiento asociativo, “el efecto de la reducción de pagas a cuidadores familiares y la limitación de ayudas en apoyo domiciliario, siendo de gran necesidad en caso de situaciones de dependencia”.Mayor presión sobre los pacientes

En su comunicado, las asociaciones muestran su satisfacción por la suspensión del copago en el transporte sanitario no urgente, la prestación ortoprotésica y productos dietoterápicos. Una decisión que no se ha hecho extensiva al copago hospitalario, medida que es “un error y no entendemos qué objetivos persigue”,

Y es que la medida “es un gesto poco afortunado que conduce a una mayor presión hacia los pacientes, creando una alarma de incertidumbre respecto a su futuro, ya que tal medida agrava aún más su difícil situación debida a las dificultades asociadas a la crisis económica actual, que ha reducido el acceso al empleo para personas con discapacidad y los ingresos por pensiones, agotando por ello los recursos económicos aportados por los familiares que ya no puede hacer frente a esta situación”.

Por todo ello, las asociaciones de pacientes reclaman a Sanidad la suspensión del copago hospitalario y el establecimiento de “un tope máximo de aportación en la prestación farmacéutica ambulatoria, similar al establecido para los pensionistas, a aquellas personas que padezcan patologías de carácter grave o crónico“.

Para leer el comunicado, clica aquí.

Las asociaciones firmantes del comunicado son la Confederación de Asociaciones de enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Federación ALCER), la Federación Española de Enfermedades Neuromusculares (Federación ASEM), la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), la Federación Española de Lucha contra la Esclerosis Múltiple (FELEM), el Foro Aragonés de Pacientes (FAP), la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermos Respiratorios (FENAER), la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), la  Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) y la Federación Española de Parkinson (FEP), miembros todos de Somos Pacientes, y la Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA).