Coincidiendo con el final de las fiestas navideñas y para evitar riesgos para la salud

Reino Unido solicita que las revistas no promocionen las ‘dietas milagro’

Publicado el por Somos Pacientes

De cara al final de las fiestas navideñas, el Gobierno del Reino Unido ha solicitado a las revistas británicas que no incluyan ‘dietas milagro’ en los contenidos de sus números de enero, dado que suponen “un riesgo para la salud“.

Concretamente, Jo Swinson, titular de la Secretaría de Estado de Mujer e Igualdad de Reino Unido, ha remitido una carta a los editores de la ‘prensa del corazón’, de las publicaciones sanitarias y de las revistas dirigidas específicamente al público femenino –y al masculino– en la que pide que “eviten las dietas relámpago y los mitos del gimnasio” en las ediciones del mes de enero, sugiriendo que “celebren la belleza de la diversidad en la figura corporal, el color de la piel, la talla y la edad“.

Promoción irresponsable

Como explica Swinson en su misiva, “estoy segura de que su deseo es promover un estilo de vida saludable entre sus lectores; sin embargo, en este periodo del año en particular las revistas suelen ofrecer demasiada cobertura a las soluciones irresponsables y a corto plazo, animando así a los lectores a subirse al carro de las dietas relámpago”.

Es más; como subraya Swinson, “como editores les debéis más a vuestros lectores que la mera promoción irresponsable de soluciones nada saludables para perder peso“. Por tanto, y dado que el objetivo es “ofrecer consejos prácticos y sensatos para perder peso, deberíais alentar unas expectativas no peligrosas, sino razonables, y al mismo tiempo promover un ejercicio y una alimentación saludables”.

Velocidad ‘dañina’

En declaraciones a la cadena de televisión BBC, Swinson ha reiterado su rechazo a “cualquier dieta que anime a perder peso a una velocidad milagrosa, lo que significa una velocidad dañina; y de la misma manera, a la supresión de grupos alimenticios o a saltarse comidas“.

No en vano, “cualquiera de estas dietas relámpago puede tener consecuencias negativas en la salud; además, muchas de estas dietas ni siquiera funcionan“, ha concluido Swinson.