Cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica es un término en el que se agrupan distintas enfermedades cardiacas (cardiopatías) caracterizadas por un aporte insuficiente de oxígeno al músculo cardiaco (miocardio) debido a una disminución del riego sanguíneo (isquemia) que lo nutre. La causa suele ser una obstrucción de las arterias coronarias, generalmente por el depósito de colesterol y otros lípidos (placa de ateroma) en las paredes de los vasos.

La cardiopatía isquémica puede dar lugar a cuatro situaciones clínicas: angina de pecho (se produce una disminución del flujo sanguíneo que llega al miocardio; el paciente experimenta dolor torácico); infarto agudo de miocardio (el flujo se interrumpe totalmente, y las células del miocardio mueren; el paciente experimenta dolor de pecho, náuseas, vómitos, sudoración profusa y dificultad para respirar); cardiopatía isquémica crónica (las zonas del miocardio que no mueren tras un infarto se agrandan para suplir a las muertas; el corazón requiere entonces más oxígeno, que no llega porque las arterias siguen obstruidas, y el paciente acaba requiriendo un trasplante de corazón), y muerte súbita (como consecuencia de la falta de irrigación se produce un paro cardiaco y el paciente fallece de forma repentina).

La cardiopatía isquémica es la primera causa de mortalidad en los países desarrollados.

Constituye el principal riesgo ambiental para la salud en todo el mundo

Publicado el por Somos Pacientes
La contaminación causó en 2012 la muerte de 7 millones de personas

La contaminación atmosférica fue responsable en 2012 del fallecimiento de 7 millones de personas en todo el mundo. Es decir, uno cada ocho decesos ocurridos ese año fue causado por la exposición a la contaminación, lo que, según la [más…]