La razón, el aumento de los factores de riesgo como la diabetes o la obesidad

Crece la incidencia de ictus entre la población menor de 55 años

Publicado el por Somos Pacientes

La incidencia de accidentes cerebrovasculares en la población joven ha aumentado significativamente, hasta un 45%, en los últimos años. La razón para esta tendencia, según concluye un estudio publicado en la revista ‘Neurology’, podría encontrarse en el incremento de los factores de riesgo, fundamentalmente de la diabetes, la obesidad y los niveles elevados de colesterol.

En palabras del responsable del estudio, el  Dr. Brett Kissela, de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos), “al aumento de los factores de riesgo se podrían sumar también otros factores tales como la mejora del diagnóstico a través de un uso más extendido de la resonancia magnética”.

Sea como fuere, explica el Dr. Brett, la tendencia al alza observada en el estudio “es de gran preocupación para la salud pública, debido a que los accidentes cerebrovasculares en personas jóvenes se traducen en un aumento del número de pacientes afectados por una discapacidad para toda la vida“.

En edades más tempranas

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron en el registro de accidentes cerebrovasculares del área metropolitana de Cincinnati los casos de personas con edades comprendidas entre los 20 y los 54 años en tres períodos diferentes: 1993-1994, 1999-2000, y 2005-2006.

Los resultados mostraron que la edad promedio de los pacientes que sufrían un accidente cerebrovascular se redujo de los 71 años en el período 1993-1994 a los 69 en el período 2005-2006. Y de la misma manera, que el porcentaje de pacientes menores de 55 años, de un 13% en 1993-1994, se estableció en el 19% en el período 2005-2006, un 45% de aumento en apenas una década.

Como alerta el Dr. Kissela, “dado el aumento de los accidentes cerebrovasculares entre los menores de 55 años, los adultos jóvenes deberían acudir al médico regularmente para controlar su estado general de salud y su riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria”. Y es que, como concluye el especialista, “la buena noticia es que algunos de los posibles factores que contribuyen a estos accidentes cerebrovasculares se pueden modificar con cambios en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio”.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Neurology’?

– A día de hoy, 24 asociaciones de pacientes dedicadas a las enfermedades cardio y cerebrovasculares son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?