Dos estudios recomiendan que las modelos se asemejen más a la población real

La visión habitual de modelos de tallas grandes reduce la obsesión por la delgadez

Publicado el por Somos Pacientes

La obsesión de las mujeres por los cuerpos delgados, que en ocasiones deriva en trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia, podría cambiar si la publicidad y los medios de comunicación mostraran más modelos de tallas grandes. Así lo muestran dos estudios publicados en la revista Plos ONE, en los que se sugiere que las modelos se asemejen más a la población real para ayudar a las niñas y mujeres a desarrollar hábitos alimentarios más saludables.

En palabras de la Dra. Lynda Boothroyd, de la Universidad de Durham (Reino Unido) e investigadora principal del primero de los trabajos, “los resultados muestran que estar constantemente rodeado en los medios de comunicación por celebridades y modelos que son muy delgadas contribuye a que las niñas y mujeres tengan una actitud poco saludable para con su cuerpo; parece que incluso las llamadas ‘imágenes precaución’ contra la anorexia pueden aumentar aún más el gusto por la delgadez“.

El peso ideal, un concepto condicionado

En el primer estudio, llevado a cabo con la participación de 100 mujeres, se observó que aquellas que habitualmente prefieren los cuerpos delgados estaban significativamente menos interesadas en cuerpos de tallas reducidas después de haber visto fotografías de más modelos de mayor tamaño. Por el contrario, las participantes a las que se mostraron modelos delgados aumentaron su predilección por los cuerpos delgados.

Como apuntan los autores, “el peso ideal de las personas depende del tamaño de los cuerpos que vean, lo que ha llegado a denominarse ‘dieta visual‘. Así, las preferencias por un cuerpo de una determinada talla pueden ser la consecuencia de la exposición a imágenes de otras mujeres o del aprendizaje de que la meta a perseguir es un cierto tipo de cuerpo”.

También los médicos

En el segundo de los trabajos, llevados a cabo por investigadores de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos), se observó que la predilección de la población general por los cuerpos delgados es igualmente compartida por los médicos.

Como explica la Dra. Janice Sabin, directora de la investigación, “encontramos que las actitudes implícitas y explícitas de los doctores en Medicina sobre el peso siguen el mismo patrón general que se observa en las muestras públicas de gran tamaño que tienen un fuerte sesgo ‘antigordura’, ya se implícito o explícito”.

Concretamente, el estudio se llevó a cabo con la participación de cerca de 40.000 adultos, de los que más de 2.000 eran doctores en Medicina, a través de una prueba que mide tanto implícita como explícitamente el sesgo contra la ‘gordura’. Y de acuerdo con los resultados, todos los participantes –incluidos los médicos– mostraron una fuerte preferencia por la gente delgada en lugar de por las personas con obesidad o sobrepeso.

– ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio dirigido por la Dra. Lynda Boothroyd?

– ¿Quieres leer (en inglés) el estudio dirigido por la Dra. Janice Sabin?