LA DETECCIÓN PRECOZ DE LA SORDERA, LA TECNOLOGÍA, LA INVESTIGACIÓN, LA FORMACIÓN DE LOS PROFESIONALES Y EL TRABAJO INTERDISCIPLINAR, RETOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS SORDAS

La tecnología aplicada al diagnóstico y tratamiento de la sordera; la aprobación y evolución de los programas de detección precoz de la sordera infantil; la intervención temprana; el importante papel de la investigación y la terapia genética al respecto; la importancia de un trabajo coordinado interdisciplinar; la formación de los profesionales y una inclusión educativa real, son algunos de los retos que se han subrayado durante la mesa de conclusiones del Congreso Científico: “Sordera Infantil. Del diagnóstico a la Inclusión Educativa: Retos y Futuro”.

Los logros y desafíos en relación con el diagnóstico y la intervención precoz de la sordera infantil, los avances en el tratamiento de la sordera, los beneficios de la audición binaural sobre el procesamiento de la información y la importancia del desarrollo cerebral auditivo como llave del lenguaje para el acceso a la lectoescritura han sido los temas en torno a los que se ha debatido desde ayer.

El estudio presentado por Andrea Warner-Cycz, del Centro de Investigación Avanzada de la Audición de la Universidad de Dallas-Texas (EE.UU.), durante la jornada de hoy, ha sido de lo más destacado. La investigadora ha planteado que los niños con sordera usuarios de implantes o prótesis auditivas que reciben una intensiva estimulación auditiva temprana y comunicación en la lengua oral de su entorno, alcanzan mejores resultados de rendimiento escolar y en comprensión lectora. Argumento apoyado por el resto de la Mesa, que ha destacado la efectividad de una exposición temprana a la lengua oral para alcanzar  una óptima competencia comunicativa.

El presidente de FIAPAS, Jose Luis Aedo, ha sido el encargado de poner el broche al Congreso, para lo que  ha invitado a los más de 250 asistentes de la sala a seguir trabajando y, conocedores de esta realidad, a “asumir la responsabilidad de llevarla al día a día de las familias y de las personas con sordera”, destacando “el compromiso de la familia como pilar fundamental en el éxito de los niños y niñas con sordera”.

Este evento, que se ha desarrollado en el marco de un convenio de colaboración entre FIAPAS y el Ministerio de Educación y Formación Profesional con el apoyo de Fundación ONCE, ha tenido lugar como una de las acciones conmemorativas del 40º Aniversario de FIAPAS.