Los padres deben extremar las precauciones y supervisar los ingredientes de los platos

El riesgo de alergias alimentarias en niños es mayor durante las Navidades

Publicado el por Somos Pacientes

Las comidas que se llevan a cabo fuera del hogar conllevan un mayor riesgo de aparición de reacciones alérgicas en los niños. Por ello, y con motivo de la celebración de las fiestas navideñas, la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) ha reclamado a los padres que extremen las precauciones con objeto de prevenir unas alergias alimentarias que padecen hasta un 4-8% de los niños de nuestro país.

El pescado, el marisco y los frutos secos son los principales desencadenantes de las alergias alimentarias entre la población infantil. Unos alimentos que, como recuerda el doctor Luis Echeverría, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de la SEICAP, “se encuentran muy presentes en las comidas y cenas de Navidad. Por ello, recomendamos a los padres extremar las precauciones en estas fiestas, informar a la persona encargada de preparar la comida sobre estas alergias y llevar siempre encima la medicación de rescate para aplicar en caso de empezar a desarrollar los síntomas“.Extremar las precauciones

Las reacciones que pueden sufrir los niños con alergias alimentarias pueden originarse no solo por la ingesta o el contacto directo con el producto, sino también con su inhalación. Como explica el doctor Echevarría, “el hecho de que el pequeño con alergia a pescado o marisco esté presente en la cocina donde están siendo preparados estos alimentos y esté respirando los humos que desprenden puede causarle síntomas importantes de alergia”.

En consecuencia, la SEICAP aconseja a los padres que conozcan de antemano los ingredientes con los que van a elaborar los platos y controlar su preparación, leer con detenimiento los etiquetados de los productos, vigilar que nadie ofrezca alimentos al niño, cocinar y servir con utensilios diferentes y no compartir servilletas ni las fuentes para el pan o la ensalada.

Sin embargo, debe asimismo tenerse en cuenta que “el hecho de que tenga alergia a un fruto seco, un pescado o un tipo de marisco, no significa que la vaya a tener a la totalidad. Los padres tienen que tener cuidado con este tipo de medidas que pueden influir en la calidad de vida de sus hijos y, sobre todo, no aislarlos y no hacer que se sientan diferentes al resto. De hecho, pueden adaptarse las comidas para que todos los presentes en la mesa coman lo mismo”, concluye el doctor Echeverría.

– A día de hoy, 6 asociaciones de pacientes dedicadas a las alergias son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?