Una oportunidad casi desaprovechada

El tratamiento ‘ultratemprano’ es crucial para reducir el impacto del ictus

Publicado el por Somos Pacientes

El deterioro neurológico en los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular agudo (también conocido como ictus) en el intervalo de tiempo “ultratemprano“, definido como 3 a 4 horas después del inicio de síntomas y que incluye el periodo prehospitalario, es común y representa en la actualidad una oportunidad casi desaprovechada para mejorar su pronóstico.

Al menos eso se deduce de un estudio -análisis secundario del ensayo clínico FAST-MAG, en el que se investigó la administración prehospitalaria de magnesio a pacientes con accidente cerebrovascular (que no resultó beneficiosa)- que mostró que el deterioro neurológico ultratemprano ocurría en 1 de cada 3 pacientes con hemorragia intracraneal y en 1 de cada 16 pacientes con isquemia cerebral aguda. Este deterioro neurológico ultratemprano se relacionó con una reducción notable de la independencia funcional y un aumento de la mortalidad.

Los datos de este estudio muestran que no basta con esperar a que los pacientes lleguen al hospital. Hay una oportunidad de tratarlos en una etapa mucho más temprana ―la fase prehospitalaria― que no se está aprovechando lo suficiente.

Para el estudio, publicado el 23 julio en la versión electrónica de JAMA Neurology, los investigadores analizaron datos de 1.690 pacientes, de los cuales 73% tenían isquemia cerebral aguda, 23% hemorragia intracraneal y 4% cuadros parecidos a los neurovasculares.

– A día de hoy, 39 asociaciones de pacientes dedicadas a las enfermedades cardio y cerebrovasculares son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?