En 2011 dejaron de fumar cerca de 800.000 españoles

Un fumador recupera su esperanza de vida si deja el tabaco antes de los 45 años

Publicado el por Somos Pacientes

El tabaco es responsable de la muerte de uno de cada dos fumadores. Como han resaltado los especialistas participantes en el XLVIII Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares celebrado en Sevilla –del 18 al 20 de octubre–, el tabaco es asimismo la causa de uno de cada siete fallecimientos que se producen en nuestro país en la población mayor de 35 años y de uno de cada cuatro varones.

Según los datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en nuestro país fuma el 26,2% de la población, un hábito nocivo que hasta el 80% de los fumadores adquirió en la adolescencia.

Más de 25 enfermedades asociadas

El problema, como incide la propia SEC, “es que el tabaco es responsable de la aparición de más de 25 enfermedades diferentes, entre ellas varias de origen cardiovascular, como la cardiopatía isquémica o el ictus“.

Por tanto, el abandono del hábito tabáquico cobra una importancia trascendental.  La Dra. Regina Dalmau, representante de la SEC en el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), señala: “si un fumador abandona el tabaco antes de los 45 años de edad, su pronóstico vital se iguala prácticamente al de aquellos que nunca han fumado”.

En este contexto, cabe resaltar que durante 2011, y siguiendo con la tendencia decreciente observada en los últimos años, dejaron de fumar cerca de 800.000 españoles. Además, más de tres millones y medio de personas intentaron dejar el tabaco en respuesta a las distintas medidas adoptadas por el Gobierno, caso del aumento de precios, la aparición de las advertencias sanitarias con imágenes en las cajetillas, la crisis económica y la entrada en vigor de la reforma de la Ley Antitabaco.

Sea como fuere, el porcentaje de fumadores en nuestro país sigue siendo superior al que presentan distintas naciones de nuestro entorno, caso de Estados Unidos, donde la cifra es inferior al 20%.

Consenso

En respuesta a esta situación, el CNPT ha elaborado un documento de consenso con el objetivo de “abordar el tabaquismo desde una perspectiva multidisciplinar y desde la atención clínica“.

Así, el documento, elaborado con la participación de más de 30 entidades y sociedades científicas de nuestro país, insiste en la importancia de que el médico de Atención Primaria o el especialista identifiquen siempre a un fumador cuando se dirija a su consulta, con independencia de sea este o no el motivo de su visita, y de que siempre se le asesore para dejar de fumar.